Ir al contenido principal

Destacados

Cómo conseguir tus propias semillas de cilantro

Ya sabéis, por otros artículos publicados en el blog, que soy un gran defensor de tener tu propio banco de semillas. Los beneficios son múltiples. Además de ahorrarte una buena cantidad de dinero, podrás beneficiarte de los siguientes aspectos: Semillas de calidad y seleccionadas Semillas no manipuladas ni tratadas con productos químicos Semillas adaptadas a tu zona  Las plantas obtenidas de esas semillas serán más resistentes a plagas y enfermedades Serás autosuficiente desde el inicio del proceso de cultivo Tener nuestro propio banco de semillas, además de servir para conservar una parte de nuestro patrimonio hortícola, que cada vez se va deteriorando más y se están perdiendo un montón de cultivos autóctonos en beneficio de otros foráneos, aporta un montón de beneficios a la hora de cultivar nuestra propia huerta de una forma ecológica y sin la utilización de químicos o reduciendo el uso de los mismos a la mínima expresión.  Para tener nuestra propia selección de semillas tenemos que

Salsa de tomate

Es época de tomates y seguro que nuestra huerta está ahora en plena producción y no damos abasto. Así que vamos a hacer una rica salsa de tomate para nuestros platos y así aprovechar el excedente.


Ingredientes:
1 kg de tomates (yo utilizo los de pera)
1/2 cebolla
Un chorrito de aceite
Sal
Azúcar




Elaboración:
Hacemos un pequeño corte, en forma de cruz, en la punta de los tomates y los escaldamos durante un par de minutos en agua para posteriormente retirar la piel. Reservamos.



Picamos la cebolla en trozos pequeños y sofreímos, a fuego lento,  hasta que ésta coja un ligero color tostado. Añadimos los tomates y dejamos cocer unos 10 minutos. 

Trituramos y dejamos que siga cociendo otros 10 minutos. Añadimos sal al gusto y una pizca de azúcar para que no resulte tan ácida.


Una vez esterilizados los botes, hirviéndolos durante 10 minutos en agua, los rellenamos con la salsa y una vez cerrados los volvemos a hervir durante 15 minutos. Y ya está lista una riquísima salsa de tomate hecha por nosotros mismos. Sin colorantes ni conservantes.






Es una buena forma de no tirar el fruto de nuestro trabajo y consumir nuestros tomates a lo largo del año.

Comentarios

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Gracias.

Blog miembro de: