Ir al contenido principal

Destacados

Tareas otoñales en el huerto, preparándonos para el invierno

En el hemisferio norte, durante los meses de otoño la actividad en la huerta se reduce. Los cultivos de veranos están llegando al final de su ciclo vegetativo y productivo, los días son más cortos, las noches más largas y frías y la actividad en la huerta, en lo que a cuidados de los cultivos se refiere, disminuye considerablemente. Aún así hay trabajo todavía y las tareas se enfocan hacía otro lado. Durante los meses de otoño, octubre, noviembre sobre todo, empiezan a caer las primeras hojas de los árboles de hoja caduca y podemos aprovechar estas hojas para reforzar los acolchados o podemos utilizarlas para la pila de compost o para la vermicompostera. También empezamos a retirar las plantas de tomates y pimientos y a remplazarlas por otro tipo de cultivos más acordes a las temperaturas y las condiciones climáticas otoñales. Hortalizas como: berza, repollo, acelgas, rábanos, nabos, etc. toman el protagonismo en declive de: tomateras, pimientos, patatas o calabacines. Depende un poco

La importancia de conservar nuestras especies arbóreas autóctonas

Pasa en muchos lugares del mundo y parte de la culpa la tenemos nosotros. Nos gustan determinadas especies de árboles o plantas que son foráneas para darle un toque exótico a nuestros jardines y con algunas plantas, al final lo que pretendía ser un elemento decorativo para nuestro deleite, se convierten en un problema.

No sólo sucede con el mundo vegetal, también pasa con el mundo animal y con consecuencias devastadoras para otros animales o vegetales que son autóctonos de nuestra zona. Sólo tenemos que ver el caso que tengo más cerca de mí. La acacia, que aquí conocemos como mimosa, y que tiene unas preciosas flores amarillas, están ocupando una gran parte del paisaje gallego ya que se adapta muy bien a nuestra climatología y acaba desplazando a otras especies que son de la zona.

Pero hay multitud de esas plantas que además de llevarse un buen puñado de euros en intentar controlar su propagación, también se están llevando por delante otras que son de la zona y además crean multitud de problemas ambientales. Plantas ríos, plantas en marismas, en playas, en bosques, etc. Son muchos los casos que podríamos citar y muchas las consecuencias que acarrea este problema.

Por eso tenemos que concienciarnos y evitar introducir en nuestros montos determinadas árboles o plantas que no son de nuestra zona. Porque una cosa es plantar un árbol en un jardín o una determinada planta en un huerto, lo hacemos todos, aunque no sea una buena idea. Pero muy diferente es hacerlo en los montes, ya que ahí no tenemos el mismo control y al final se extenderán y acabarán ocupando es espacio de otras especies que no se reproducen con la misma rapidez.

Sin duda es una pena, y hablo de mi zona, ver como robles o castaños van perdiendo protagonismo en los bosques gallegos, para que las acacias y los eucaliptos ocupen su lugar. Después vendrán los problemas y los lamentos. Pero lo peor de todo es que muchas veces las autoridades públicas, son "cómplices" de determinadas prácticas que no llevan a nada bueno.

Una cosa tengo clara los dueños/as de las fincas que plantaron especies como el eucalipto por su rentabilidad, también tienen su parte de responsabilidad. Al igual que el abandono del rural, dejando prados abandonados donde ahora proliferan sin control algunas de esas especies invasoras que campan a sus anchas. Es la pescadilla que se muerde la cola!!!

No quiero ponerme demasiado trascendental, no es la intención del post ni mucho menos, simplemente quería resaltar que si un árbol, una planta o un animal es autóctono de una zona es por algo. Es porque después de millones de años de evolución se adaptó al suelo, al clima y realiza una función específica en nuestro ecosistema. Por poner un ejemplo, en Galicia los montes donde crecen robles, sufren menos incendios, o estos son menos devastadores, que aquellos donde hay plantados eucaliptos. Por eso es importante conservar y defender nuestros árboles. En el caso de Galicia tenemos que defender: Os soutos, as carballeiras, as fraguas, etc. 

En Galicia los árboles eran como un plan de pensiones en el banco, en la época de mis abuelos era mejor que eso. Se plantaban pinos o robles para que el día de mañana, si venían mal dadas, se pudiesen vender y así tener liquides para lo que fuese. Además de proporcionar leña para el fuego o material para la construcción de diferentes edificios como podía ser un establo. Se hacía antes y se sigue haciendo ahora, quizás menos, pero se sigue haciendo. Yo hace ya tiempo que voy plantando algunos árboles en diferentes fincas y en estos momentos quiero repoblar una finca con castaños, robles y quizás alguna que otra especie más propia de la zona. 

A continuación te dejo un vídeo en el que puedes ver un poco en qué consiste el proyecto, cómo está la finca, que hay plantado ahora mismo, cuales fueron los primeros pasos y qué tengo pensado hacer en los próximos meses. Espero qué te guste!!!!

Pues esto ha sido todo por hoy. Es un post un poco diferente, pero un post que entendía tenía que publicar. Así que confío en que te haya gustado, y sobre todo confío en que haya sembrado una pequeña semillita, si no estaba sembrada ya de antes, y que reflexionemos todos y todas sobre este importante problema que tienen, seguramente, todos los países del mundo en mayor o menor medida.


Facebook 👉 Aquí || YouTube 👉 Aquí || Instagram 👉 Aquí



Fotografías:

Photo by Emilo Pascual on Unsplash

Photo by Nina Luong on Unsplash

Comentarios

Blog miembro de: