Ir al contenido principal

Destacados

EL BOSQUE DE ALIMENTOS, CAPÍTULO V, 🍎🍒 EL OBJETIVO NO SOLO ES ALIMENTAR

Un bosque comestible o de alimentos es la huerta llevada a otro nivel, en un huerto tradicional lo prioritario es producir alimentos para la familia, pero en un bosque comestible el objetivo va más allá . Queremos producir alimentos, eso está claro, pero también queremos crear un entorno lleno de biodiversidad y en el que también podamos producir otros recursos que nos ayudarán en nuestro objetivo final, la autosuficiencia, el intentar depender menos de factores externos. En mi pequeño bosque comestible va ser complicado, son pocos metros cuadrados, pero digamos que a pequeña escala estamos reproduciendo lo que se podría hacer en grandes extensiones de terreno y que sin duda ayudaría al cuidado de nuestro planeta, evitaría la desertización de muchas partes de los territorios y sería una agricultura mucho más productiva y sostenible. En el bosque de alimentos queremos también producir leña para nuestras estufas, recursos para la huerta como pueden ser tutores para las tomateras, produci

Cultivar CUCAMELÓN, una nueva experiencia


Este año, incorporé a mi huerta éste nuevo cultivo. Un cultivo que no tendría por qué suponer ningún tipo de reto ya que es una planta rastrera perteneciente a la familia de las curcubitáceas, familia a la que también pertenece el pepino y por lo tanto ya tenía experiencia con este último ya que las condiciones de cultivo son, por lo que pude informarme previamente, muy similares.

El cultivo del cucamelón lo hice desde su siembra, es decir, realicé yo mismo el semillero y trasplanté las plantas a mi huerto. Decidí realizar tres tipos de plantación:  en invernadero, en exterior y en maceta. Además también tomé la decisión de establecer la forma de riego diferente y así ver un poco la evolución de las distintas plantas y sacar las pautas de cultivo más adecuadas.

La planta que planté en el bancal situado en el invernadero está con riego por goteo con una pauta de riego de 10 minutos por la mañana y 10 minutos por la tarde (8:30 de la mañana y 8:30 de la tarde). La planta que puse en exterior no tiene riego programado y el riego es manual una vez que la parte superior del substrato se seca totalmente. Mismo sistema que la planta que está en maceta. Como podréis imaginaros los resultados no fueron los mismos, así que paso a detallaros la experiencia según los casos. Un último detalle, el suelo son similares en ambos casos y los aportes de nutrientes a las tres plantas fueron los mismos.


Cucamelón en invernadero:

El desarrollo fue espectacular, con un crecimiento muy bueno y con una producción de flor bastante alto y con un cuajado también muy interesante. La humedad constante del suelo, sin encharcamientos, el mantenimiento de la temperatura durante las noches y la protección del viento, le favorecieron muy positivamente. Siendo sin lugar a dudas la planta con mejor evolución.

El suelo está abonado con compost y humus de lombriz, así como la incorporación de materia orgánica mediante los diferentes acolchados que realizo durante todo el año. Además el hecho de que la planta pudiese trepar por el enrejado del invernadero, favoreció las buenas condiciones de aireación y que la planta no tuviese ningún problema de hongos ni ningún otro tipo de enfermedad provocada por plagas o bacterias. 


Cucamelón en exterior:

La planta evolucionó bastante bien, aunque hay que tener en cuenta que notó las peculiaridades climáticas de mi zona: noches frescas, tormentas de verano, viento en días bastantes calurosos del mes de agosto. Aunque sí fui constante con los riegos, no dejando que el substrato se llegase a secar por completo entre riego y riego en los días más calurosos del mes de agosto y suspendiendo los mismos en los días en los que las temperaturas no eran altas o los días estaban nublados. Aún así el desarrollo de la planta como la producción de flor y fruto no fue, ni de lejos la misma que la planta que cultivé en invernadero.

Tengo que hacer una puntualización con referencia a los riegos. Ya sabéis que yo defiendo el riego por goteo por muchos motivos y entre ellos está, con bastante diferencia, el ser un riego más equilibrado que el hecho de realizar los riegos uno mismo de forma manual, por mucha experiencia que tengamos. El hecho de regar por goteo favorece que el caudal sea más o menos el mismo en cada riego, que no nos pasemos y que en caso de quedarnos cortos, también va favorecer que la propia planta se adapte a las pautas establecidas.

Con esto lo que quiero decir, es que aunque intenté aplicar los riegos de manera equilibrada no siempre estamos atentos, por diferentes motivos, a las necesidades de cada planta y en algún momento nos podemos descuidar en el riego y después lo queremos compensar en el siguiente y esto no es bueno para la planta. 


Cucamalón en maceta:

No me voy a andar por las ramas y voy a seros totalmente sincero. No fue, ni de lejos la mejor opción. Empezando por una mala elección de la maceta, demasiado pequeña, y continuando por una mala gestión de los riegos, no fueron los adecuados teniendo en cuenta las condiciones de la maceta y de las condiciones de temperatura y exposición de la planta a las condiciones climáticas. El resultado fue un auténtico desastre. La planta sufrió mucho y por lo tanto la producción de flores y el cuajado de las mismas fue bastante defectuoso. Aún así tengo que decir que recogí algunos frutos de esa planta, pero muy lejos de lo deseado.

Pues hasta aquí mi experiencia con el cultivo de esta peculiar planta, el cucamelón, planta que además también se la conoce por nombres tan curiosos como: pepinillo agriosandía miniatura mexicana, sandía ratón, pepino amargo mexicano.

Seguramente la siga cultivando en mi huerta y en próximas temporadas pueda publicar una pequeña guía sobre su cultivo, una vez que tenga más experiencia sobre las condiciones más adecuadas para un buen cultivo de esta planta. Pero sí podría daros unas pequeñas pautas como adelanto:

Suelo, le gustan los suelos ricos en materia orgánica y que drenen correctamente.

Riego, le gusta la humedad pero sin encharcamientos.

Luz, una buena exposición, incluso con sol directo durante las primeras horas del día, favorecerá su crecimiento y producción.

A continuación os dejo este vídeo para que veáis las plantas de las que hablo en el post y que conozcáis esta curcubitácea que seguro no os dejará indiferente.


Hasta aquí el post de hoy. Espero que os guste y si tenéis alguna duda o cuestión que queráis plantear sobre esta experiencia, ya sabéis que para ello está a vuestra disposición el cajón habilitado al final del artículo para realizar comentarios. Un saludo y muchas gracias por vuestro tiempo.

Facebook 👉 Aquí || YouTube 👉 Aquí || Instagram 👉 Aquí

Comentarios

Blog miembro de: