Destacados

Sabes qué es la clorosis férrica y cómo puedas corregirla


Supongo que en más de una ocasión te has encontrado alguna de las hojas de tus plantas y hortalizas de un color verde más clarito o incluso medias amarillentas. Seguro que en ese momento te preguntaste, ¿qué está pasando? 

Bien, pues pueden estar pasando varias cosas: exceso de riego, falta de algún nutriente, alguna enfermedad provocada por alguna plaga, etc. Son varios los motivos que pueden provocar esa circunstancia, pero en el caso que nos ocupa es fácil identificar el problema. Así que vayamos por partes....

¿Qués la clorosis férrica?

La clorosis férrica se produce cuando la planta no tiene sus necesidades de hierro cubiertas. Los motivos pueden ser diferentes: por un lado puede que no tengamos en nuestro suelo disponible este micronutriente tan necesario para el buen crecimiento de nuestras plantas y por lo tanto se produzca esta pérdida de pigmentación en las hojas de nuestras plantas. Y por otro lado puede que, sí tengamos el hierro necesario en nuestro suelo, pero la planta no puede asimilarlo por diferentes motivos.

¿Cómo identificar la clorosis férrica?

La identificación es sencilla ya que las hojas, generalmente las más jóvenes, presentan una pérdida de pigmentación, por lo tanto se ve un verde más claro que el resto de las hojas que no presentan este problema, mientras que los nervios de la hoja siguen manteniendo su color verde intenso. Puedes verlo de forma muy clara en la siguiente fotografía.

¿Cómo corregir la clorosis férrica?

Aquí la cosa se complica porque como comentaba en la primera parte de este artículo, tenemos varias formas por las que se puede manifestar la clorosis. Por un lado, no disponemos de este micronutriente en el suelo, por lo tanto tenemos que hacer un análisis químico del mismo para identificar esta circunstancia. Y por otra banda que sí tengamos hierro en nuestro suelo pero la planta no lo asimile. 

Si nos encontramos en el primer caso la solución es sencilla sólo tenemos que aportar hierro de forma asimilable por nuestras partes a nuestro suelo en los riegos o incluso en algunos casos lo podemos hacer de forma foliar. Yo siempre prefiero hacerlo en los riegos ya que así lo incorporamos a nuestro suelo y lo ponemos a disposición de la planta. Es cierto que la forma más rápida de corregir esa diferencia podría ser la aplicación foliar pero el suelo seguiría con falta de hierro.

Pero y si nos encontramos en el segundo caso, que tenemos hierro pero nuestra planta no lo está asumiendo. Pues bien aquí lo primero que tenemos que saber es cuál es la circunstancia que nos está provocando esa situación y corregirla. A continuación te cuento algunas de las causas más frecuentes por las que nuestras plantas y hortalizas no asimilan el hierro:

  • Suelos con un PH alto
  • Raíces dañadas o enfermas
  • Suelos poco drenantes
  • Riegos abundantes con encharcamiento del suelo

Estas son las causas más comunes por las que las plantas no asimilan el hierro que tienen disponible en el suelo de nuestra huerta o jardín. Así que aquí la solución, además de la de incorporar hierro de forma más asimilable por la planta, como por ejemplo los quelatos de hierro foliar, es corregir las circunstancias que provocan esta deficiencia en la asimilación del hierro. 

A continuación te dejo un vídeo en el que habla sobre la clorosis férrica con distintos ejemplos de diferentes cultivos con esta problemática así como de una de las soluciones que yo utilizo para corregir este problema de una forma sencilla y 100% ecológica.

Hasta aquí el post de hoy!!! Espero que te haya gustado y sobre todo que te sea útil. Si ha sido te agradezco que lo compartas para que le sirva de ayuda a más gente a la que le puede interesar. Muchas gracias por tu tiempo!! Un saludo!!





Comentarios

Abonos ecológicos para tu huerta

Blog miembro de: