Ir al contenido principal

Destacados

¿Cómo abonar árboles frutales? Imitando a la naturaleza!!

Muchas de las necesidades de nuestros árboles frutales son muy similares a las de cualquier otra planta u hortaliza, en lo que a nutrientes se refiere. Nitrógeno , fósforo y potasio son, entre otros, los macroelementos que todo árbol necesita para crecer fuerte y sano y producir una buena cantidad de frutos y de buena calidad. Evidentemente no son los únicos pero quizás los de más demanda y cuya disponibilidad es imprescindible. Evidentemente también influyen otros factores como las plagas y las enfermedades, pero todo está relacionado. Pensemos en las necesidades de un árbol o arbusto en un bosque. En principio la mano del hombre no influye en el aporte de nutrientes de forma artificial. No abonamos los bosques con productos químicos que aporten nutrientes para que los árboles crezcan y se desarrollen. ¿Por qué lo hacemos entonces con los árboles de producción de fruta de nuestros huertos?. Es una pregunta que seguro ya tiene respuesta. Cuanto más alimente a mis árboles, más producció

La Crassula Ovata o árbol de jade, Guía de cultivo


La, Crassula Ovata más conocida como Árbol de jade por su tronco marrón ramificado que le da el aspecto de un árbol, es una suculenta nativa del sur de Asia que forma parte de la familia de las Crassulaceae. Sus hojas son ovaladas y carnosas, de un color verde brillante que pueden llegar a presentar tonalidades rojizas en los bordes. 

El árbol de Jade es una planta muy recomendada para todas esas personas que quieren iniciarse en el mundo vegetal y quieren una planta fácil de cultivar, resistente a enfermedades y que no necesite demasiados cuidados. Esta crassula se adapta perfectamente a su cultivo tanto en macetas como en jardines. 

Cuidados del Árbol de Jade

Suelo
:

Se adapta bastante bien a distintos tipos de suelo, incluso suelos pobres y pedregosos. Pero la mejor opción para que crezca sana y fuerte y para no tener demasiados problemas con sus raíces es proporcionarle un suelo que drene bien y que no retenga demasiada humedad ya que sus raíces son muy sensibles a los encharcamientos. 

Si le proporcionas una buena mezcla de compost y pequeñas piedras con un buen agujero de drenaje, si es que la cultivas en maceta, se desarrollará sana y fuerte. 

Riegos:

Los riegos variarán según el lugar en el que la sitúes y la época del año, pero quédate con un solo consejo que te servirá. Riega sólo cuando el sustrato esté seco por completo. Como te comentaba anteriormente es muy susceptible a los encharcamientos, por lo tanto es mejor pecar por defecto que por exceso. 

Ubicación:

Ten en cuenta que estamos ante una planta a la que le gustan las temperaturas altas y que las heladas no le vendrán nada bien. Aunque puede resistir hasta 5 o 6 ºC bajo cero, no es lo más recomendable. 

Necesita muchas horas de luz e incluso un poco de sol directo. Si la cultivas en interior, ponla cerca de una ventana con mucha luz y en la que reciba alguna hora de sol directo. Si por el contrario la cultivas en exterior, ponla en una zona del jardín o de la terraza en la que reciba sol directo pero sólo por la mañana o a última hora de la tarde. 

Es importante que en invierno vigiles las bajas temperaturas y en verano que no reciba demasiadas horas de luz directa del sol y evitar sobre todo las horas centrales del día. 

Plagas y enfermedades:

Si le proporcionas un buen sustrato, no te pasas con los riegos y evitas un exceso de humedad ambiental no tendrías por qué tener ningún tipo de problema a este respecto. Como toda suculenta puede verse afectada por la cochinilla algodonosa pero sería muy fácil atajar ese problema con un buen insecticida ecológico. 

Para acabar este post voy a dejarte con un vídeo que publiqué en mi canal de YouTube, en el que puedes ver uno de mis ejemplares de Crassula ovata y en el que te doy algunos consejos para su cultivo. Espero que te guste!!! 


Hasta aquí el post de hoy, espero que os haya gustado y sobre todo que os sirva de ayuda para conseguir que vuestros árboles de jade se convierten en unos ejemplares grandes y bonitos. Ya veis que estamos ante una planta que no necesita demasiados cultivos, incluso de la que puedes "olvidarte" durante una temporada, sin miedo a que se muera o enferme. Pero recuerda, olvidarse no significar abandonarla.

Hasta un próximo post y un fuerte abrazo!!!!!

Facebook 👉 Aquí || YouTube 👉 Aquí || Instagram 👉 Aquí









Comentarios

Blog miembro de: