Ir al contenido principal

Destacados

Cómo conseguir tus propias semillas de cilantro

Ya sabéis, por otros artículos publicados en el blog, que soy un gran defensor de tener tu propio banco de semillas. Los beneficios son múltiples. Además de ahorrarte una buena cantidad de dinero, podrás beneficiarte de los siguientes aspectos: Semillas de calidad y seleccionadas Semillas no manipuladas ni tratadas con productos químicos Semillas adaptadas a tu zona  Las plantas obtenidas de esas semillas serán más resistentes a plagas y enfermedades Serás autosuficiente desde el inicio del proceso de cultivo Tener nuestro propio banco de semillas, además de servir para conservar una parte de nuestro patrimonio hortícola, que cada vez se va deteriorando más y se están perdiendo un montón de cultivos autóctonos en beneficio de otros foráneos, aporta un montón de beneficios a la hora de cultivar nuestra propia huerta de una forma ecológica y sin la utilización de químicos o reduciendo el uso de los mismos a la mínima expresión.  Para tener nuestra propia selección de semillas tenemos que

Date un paseo por mi huerta ecológica

En el post de hoy no voy a darte ningún consejo sobre cultivos, ni mostrarte cómo se hace un insecticida, o un fungicida, ni siquiera te hablaré de ningún truco que mi abuela o mi abuelo hacían en su huerto. Hoy sólo voy a enseñarte mi huerta ecológica.

Pero no es un simple paseo. En esta inmersión virtual por el maravilloso mundo del cultivo de tus propios alimentos, podrás comprobar que cultivar, y hacerlo con unos buenos resultados, de forma ecológica sin la utilización de químicos es posible. Está claro que no es oro todo lo que reluce, y que en ocasiones te encontrarás con problemas de hongos, de plagas, de enfermedades, de un montón o no, de contratiempos. Pero no desesperes porque de todo se aprende y de los errores se aprende.

Yo también tengo problemas de pulgón, pero muchos menos que hace algunos años, mis plantas también sufren enfermedades, pero ahora puedo tratarlas con remedios que ya mis abuelos utilizaban y que funcionan, sí funcionan. Cultivar y hacerlo respetando la biodiversidad que tiene que haber en un huerto lleva su tiempo, no es de un día para otro, pero se puede, sí, se puede.

No quiero enrrollarme mucho porque lo que importa viene a continuación. Así que aquí tienes mi huerta: patatas, lechugas, cebollas, tomates, calabacines, berenjenas, pimientos, girasoles, etc. Y en el vídeo también hablaré un poco sobre compost y cómo lo hago yo. Empezamos!!!!!



Espero que os haya gustado el paseo y que por lo menos os hagáis una idea de qué se puede conseguir si le ponemos ganas, cariño y pasión. No tiene por qué ser una huerta del tamaño de la mía. Un pequeño huerto urbano, un rincón de tu jarín o incluso una pequeña terra o apartamento. Lo importante es adaptar a tus necesidades la producción de tus propios alimentos.

Esto ha sido todo por hoy. Espero que compartas y me ayudes a continuar con este pequeño proyecto de difusión de la huerta orgánica que es "diario dun neno labrego" del que tu como lector y espectador de los vídeos del canal formas parte. Un fuerte abrazo.

Un saludo, de Juanjo, desde Galicia!!!!

Facebook 👉 Aquí || YouTube 👉 Aquí || Instagram 👉 Aquí

Comentarios

Blog miembro de: