Ir al contenido principal

Destacados

Cómo conseguir tus propias semillas de cilantro

Ya sabéis, por otros artículos publicados en el blog, que soy un gran defensor de tener tu propio banco de semillas. Los beneficios son múltiples. Además de ahorrarte una buena cantidad de dinero, podrás beneficiarte de los siguientes aspectos: Semillas de calidad y seleccionadas Semillas no manipuladas ni tratadas con productos químicos Semillas adaptadas a tu zona  Las plantas obtenidas de esas semillas serán más resistentes a plagas y enfermedades Serás autosuficiente desde el inicio del proceso de cultivo Tener nuestro propio banco de semillas, además de servir para conservar una parte de nuestro patrimonio hortícola, que cada vez se va deteriorando más y se están perdiendo un montón de cultivos autóctonos en beneficio de otros foráneos, aporta un montón de beneficios a la hora de cultivar nuestra propia huerta de una forma ecológica y sin la utilización de químicos o reduciendo el uso de los mismos a la mínima expresión.  Para tener nuestra propia selección de semillas tenemos que

Otra forma de aportar calcio, el hueso de jibia

Ya en su día hablamos del calcio y de su función en la formación y crecimiento de nuestras plantas. Puedes leer el post pinchando aquí. El Ca, es un elemento que, como norma general, está presente en nuestros suelos, incluso en ocasiones en exceso, pero esto no significa que nuestras plantas y hortalizas lo asimilen correctamente y en la cantidad que necesitan.

Por este motivo es fundamental observar y estudiar las circunstancias por las que nuestras plantas tienen una deficiencia de calcio. Unas raíces poco desarrolladas o con problemas provocados por alguna enfermedad o plaga pueden ser la causa de que no puedan explorar y absorber el calcio que tienen a su disposición. Otra posibilidad es que éste esté bloqueado por otro elemento.

Hay varias formas de incorporar, en el caso de que tengáis algún tipo de deficiencia en vuestro suelo de este importante elemento esencial para vuestra huerta o jardín, calcio a vuestro suelo: por un lado está el compost, que en definitiva no es más que la descomposición de materia orgánica como hojas, restos de poda, estiércol de origen animal, restos de alimentos no cocinados de origen vegetal, etc. y si incorporamos cáscara de huevo a la pila de compostaje ayudaremos a que este elemento esté presente en nuestro abono. También se puede incorporar cal para corregir una posible deficiencia.

En el siguiente vídeo os traigo un método alternativo que nos aportará Ca. Aunque ya os digo, antes de nada, si sospecháis que vuestras plantas tienen un problema de falta de calcio, examinarlas con atención y repasar las diferentes opciones de vuestras rutinas de cultivo por si el problema no fuese una deficiencia si no un problema de asimilación.



Bueno pues esto ha sito todo por hoy. Recuerda que puedes consultarme cualquier duda dejando un comentario y en lo que pueda ayudarte lo haré encantado. Y si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales. Muchas gracias!!!!

Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube

Comentarios

Blog miembro de: