Ir al contenido principal

Destacados

el bosque de alimentos, Capítulo IV, evolución primavera 2021

Hace algunos años empecé a modificar una pequeña parcela y convertirla en un bosque comestible o bosque de alimentos. Una combinación de árboles frutales y de frutos del bosque así como zonas dedicas al cultivo de diferentes alimentos para el autoconsumo. Este pequeño proyecto no iba a ser una tarea, ni fácil ni rápida, llevaría su tiempo. Una parte ya estaba hecha porque algunos de los árboles estaban en la parcela, pero convertir un caos en un bosque comestible tenía trabajo por delante. Corría el año 2016 y empecé a visualizar lo que quería y qué elementos quería introducir o modificar en la parcela. Así empezó todo. Capítulo I.  Como te comentaba la parcela ya contenía varios árboles frutales y en base a ellos y a su distribución, que no era la mejor, pero era la que había, fui pensando en qué nuevos árboles quería introducir, qué nuevas plantas quería tener y qué elementos complementarios podía incorporar al proyecto que ayudarían a mejorarlo. Varios ciruelos, un naranjo, un cerez

Otra forma de aportar calcio, el hueso de jibia

Ya en su día hablamos del calcio y de su función en la formación y crecimiento de nuestras plantas. Puedes leer el post pinchando aquí. El Ca, es un elemento que, como norma general, está presente en nuestros suelos, incluso en ocasiones en exceso, pero esto no significa que nuestras plantas y hortalizas lo asimilen correctamente y en la cantidad que necesitan.

Por este motivo es fundamental observar y estudiar las circunstancias por las que nuestras plantas tienen una deficiencia de calcio. Unas raíces poco desarrolladas o con problemas provocados por alguna enfermedad o plaga pueden ser la causa de que no puedan explorar y absorber el calcio que tienen a su disposición. Otra posibilidad es que éste esté bloqueado por otro elemento.

Hay varias formas de incorporar, en el caso de que tengáis algún tipo de deficiencia en vuestro suelo de este importante elemento esencial para vuestra huerta o jardín, calcio a vuestro suelo: por un lado está el compost, que en definitiva no es más que la descomposición de materia orgánica como hojas, restos de poda, estiércol de origen animal, restos de alimentos no cocinados de origen vegetal, etc. y si incorporamos cáscara de huevo a la pila de compostaje ayudaremos a que este elemento esté presente en nuestro abono. También se puede incorporar cal para corregir una posible deficiencia.

En el siguiente vídeo os traigo un método alternativo que nos aportará Ca. Aunque ya os digo, antes de nada, si sospecháis que vuestras plantas tienen un problema de falta de calcio, examinarlas con atención y repasar las diferentes opciones de vuestras rutinas de cultivo por si el problema no fuese una deficiencia si no un problema de asimilación.



Bueno pues esto ha sito todo por hoy. Recuerda que puedes consultarme cualquier duda dejando un comentario y en lo que pueda ayudarte lo haré encantado. Y si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales. Muchas gracias!!!!

Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube

Comentarios

Blog miembro de: