Cómo hacer un semillero de tabaco

Los que sois seguidores del blog seguro que recordáis algún que otro post sobre la utilización de colillas de tabaco como insecticida "ecológico" y mi opinión al respecto. No voy a repetir lo mismo en este, pero si no habéis leído el post y queréis hacerlo aquí os dejo el enlace.

Pero otra cosa es la utilización de las hojas de la planta del tabaco para este fin. Así que para todas esas personas que queréis tener en vuestras huertas una planta de tabaco, para la elaboración de insecticidas, vamos a a ver cómo hacerlo de una forma correcta y efectiva. Y el primer paso es la realización del semillero.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta, como siempre os digo, es la utilización de un buen sustrato para realizar el semillero. Podéis utilizar uno que compréis destinado para esta tarea. O podéis preparar vuestra propia mezcla. si así lo deseáis. Pero es importante la elección que hagáis para obtener el éxito en nuestro semillero.

Otro punto es el riego. Puede que sea un poco pesado en este punto, pero por lo que observo y por las preguntas que algunos/as me hacéis. El error más común y lo que provoca el fracaso en la elaboración de semilleros, es el riego. Y es que muchos confunden el mantener la humedad del sustrato con el encharcamiento.

Por eso es muy importante vigilar este aspecto, es mejor regar más frecuentemente, pero en menos cantidad, que hacerlo una vez a la semana, por poner un ejemplo, pero de forma abundante.

También es importante que el recipiente en el que hagamos la siembra tenga agujero de drenaje para que el exceso de agua pueda salir. Pero ojo, si el recipiente está sobre una bandeja o plato y dejáis el agua durante horas, la función del agujero de drenaje no tendrá ningún sentido. Por lo que es importante que una vez que hagáis el riego eliminéis de la bandeja o plato el agua sobrante.

Otra cuestión que también planteáis es: si el semillero se coloca en una zona con luz abundante o en sombra. Bien al principio, cuando la semilla todavía no germinó es indiferente que el semillero esté con mucha luz o sin ella. Las semillas no necesitan luz para germinar. Otra cosa bien diferente es una vez que éstas germinen. Aquí es cuando las plántulas sí necesitan luz abundante para que crezcan correctamente y no se produzca el ahilamiento de la planta. Pero cuidado mucha luz no significa sol directo.

En cuanto al cultivo de la planta no vas a tener excesivos problemas ya que se adapta bastante bien a un amplio abanico de suelos. Pero sí que tienes que tener en cuenta que al tratarse de una planta de clima subtropical la humedad ambiental es muy importante. También tienes que tener en cuenta el riego. Es una planta que necesita un buen riego para que sus hojas se desarrollen correctamente y unas temperaturas por encima de los 26-16 gratos.

Pero bueno en futuros post publicaré una pequeña guía sobre su cultivo. En el de hoy vamos a empezar con el primer paso si queremos tener una plantación de tabaco. El semillero.

Así que aquí os dejo un vídeo con los pasos a seguir. Espero que os guste.



Y para despedir el post un recordatorio, si tenéis alguna duda con este u otro tema relacionado con la huerta. Podéis dejar un comentario en la sección de comentarios que encontraréis al final. Un saludo y hasta un próximo artículo.

Síguenos en facebook o suscríbete a nuestro canal en youTube



Comentarios

Blog miembro de: