Ir al contenido principal

Destacados

Cómo cultivar boniato, guía de cultivo

A principios de 2020, planificando la nueva temporada, me picó el gusanillo de empezar un nuevo cultivo. Es algo que temporada tras temporada me apetece hacer, porque en esto de la huerta siempre se está aprendiendo. Así que me puse manos a la obra!!! En este post os hablaré un poco de las pautas a seguir para cultivar esta planta perteneciente a la familia de las  Convolvulaceae y además también os dejaré unos vídeos en el que os mostraré cómo cultivé, desde cero, el boniato en mi huerta. Espero qué os guste??? Pero antes de nada os voy a dejar un vídeo en el que os muestro cómo conseguir vuestros brotes de boniato para poder plantarlos después en vuestro huerta, huerto urbano o jardín. El proceso es muy sencillo y sólo necesitáis un boniato que podéis comprar en cualquier frutería.  Guía de cultivo: Clima Es una planta de climas cálidos por lo que tenemos que tener en cuenta que las temperaturas para su crecimiento influyen y bastante. Si vives en una zona donde se producen heladas t

Cómo cultivar tamarillo, guía de cultivo

El tamarillo, también conocido como tomate de árbol, es una planta perteneciente a la familia de las solanáceas. En esta familia se engloban plantas tan conocidas como el tomate, la berenjena o la patata, entre otras. Es nativo de América del sur, pero su cultivo, en menor medida, ya se está extendiendo por numerosas regiones de distintos países del mundo.

Hay distintas cepas según el color de la piel y la pulpa de sus frutos: rojo, amarillo y morado. El tamarillo es un árbol más bien de tamaño pequeño con un sistema radicular no muy profundo y con un único tronco. Podemos encontrar árboles de tamarillo de unos 5 metros pero eso variará según las condiciones climáticas y el suelo en el que lo cultivemos.

El cultivo:

El clima:

Es un árbol subtropical que necesita climas de temperatura moderada. Es bastante sensible a las heladas. Con temperaturas por debajo de los 2 grados bajo cero ya podemos tener problemas con las ramas más jóvenes. Es muy importante protegerlos de las bajas temperaturas sobre todo durante los primeros meses.

La franja de temperaturas más adecuadas para su cultivo varía pero podríamos acotarlas entre los 15-25 grados. Hay que tener en cuenta que necesitan climas en los que la temperatura nocturna baje con respecto a las alcanzadas durante el día para conseguir una buena producción.

Tendremos que tener también en cuenta la zona de plantación. Es una planta con unas hojas bastante grandes por lo que una exposición directa a los rayos solares se puede convertir en un problema.

Un aspecto a tener en cuenta y muy importante, es que tenemos que plantarla en una zona, si en nuestro lugar de residencia predominan las rachas fuertes de viento, protegida. Porque debido a su fragilidad, al gran tamaño de sus hojas y a sus sistema radicular, éste puede causarle muchos daños.

En cuanto a la humedad relativa, no te preocupes demasiado si quieres cultivarla en lugares secos. No necesita una excesiva humedad ambiental.

El suelo:

Necesitan un suelo con una buena cantidad de materia orgánica y que éste tenga un buen drenaje. Un buen acolchado también puede facilitarnos las labores de cultivo. Como comentaba anteriormente, las raíces son bastante superficiales y por lo tanto pueden sufrir bastante en los meses de temperaturas más altas.

El Riego:

El riego es uno de los factores más importantes en su cultivo. Es un árbol que no soporta sequías demasiado prolongadas. Esto no significa que tengamos que tener sus raíces siempre mojadas ni provocar encharcamientos. Una buena forma de saber si el árbol necesita o no ser regado es comprobar con la mano el estado del suelo, si escarbamos un centímetro más o menos alrededor de la planta y el suelo está seco puede ser un buen momento para aplicar un riego.

Tenemos que tener en cuenta que es un árbol con unas hojas bastante grandes y puede por lo tanto, deshidratarse fácilmente si las temperaturas son altas y el ambiente es seco.

Plagas y enfermedades:

Una delas plagas que debemos destacar y que puede causarnos bastantes problemas, son los nematodos. Estos gusanos microscópicos pueden producir daños en las raíces de las plantas y por lo tanto ser el causante de multitud de enfermedades que afectarán de forma considerable al desarrollo de ésta y reducirá considerablemente la producción.

La mejor forma de prevenir la presencia de nematodos es plantar plantas que actuarán, a través de sus raíces, contra estos microgusanos. Algunas de estas plantas son fáciles de encontrar en cualquier centro de jardinería. Sonpor poner un par de ejemplos: la caléndula y el tagete.

En cuanto a las enfermedades tenemos que tener especial cuidado con las provocadas por diversos hongos. Sobre todo si el cultivo lo realizamos en zonas húmedas. Tenemos que tener especial cuidado con la antracnosis o chancro. Está provocado por un hongo y suele tener más incidencia en zonas húmedas y cn temperaturas altas. Un tratamiento preventivo con cola de caballo, por ejemplo, puede ayudarte a mantenerla fuera de tus plantas.

Siembra:

Aunque este debería ser el principio de todo he querido dejar este punto para el final porque tengo un vídeo con todo el proceso de realización de un semillero de tamarillo. Espero que te guste!!!!



Puesto ha sido todo por hoy. En este post he querido destacar algunos de los aspectos más importantes a la hora de cultivar un árbol de tomate o tamarillo. Una pequeña guía de cultivo con puntos sencillos pero imprescindibles que tendremos que tener en cuenta para cultivarlo con éxito y sin demasiados aspectos técnicos. Y es que la mejor guía es tu propia experiencia. En ocasiones nos da miedo empezar con un cultivo. Pero con una pequeña investigación y ganas de poner en práctica cosas nueas, serán más que suficientes para afrontar cualquier cultivo. Ánimo!!!!

Síguenos en facebook o suscríbete a nuestro canal en youTube

Comentarios

Blog miembro de: