Ir al contenido principal

Destacados

Quién dijo que en invierno no había flores? 🌺🌻

Es cierto que en invierno la actividad en la huerta disminuye y también no es menos cierto que el paisaje de nuestro entorno cambia considerablemente. Pero aún siendo ciertas estas dos consideraciones, lo que no es cierto es que en invierno no podamos disfrutar de flores. en menor cantidad eso sí, como lo hacemos en primavera. Si tenemos la suerte de disfrutar de un pequeño bosque comestible, como es mi caso, puede que tengas árboles de hoja perenne y que por lo tanto no todo sean árboles desprovistos de sus vestimenta en forma de hojas. Árboles como el olivo o el níspero son dos claros ejemplos de esos árboles que podemos disfrutar durante el invierno y nos alegrarán la vista durante esos meses tan sombríos y fríos. Sobre todo el níspero, el cual nos regalará sus preciosas flores en forma de racimo durante las últimas semanas del otoño o las primeras del invierno. Pero además también podremos disfrutar de flores de otras plantas tan interesantes como: El membrillo japonés (Chaenomele

Cómo realizar un acodo aéreo

El acodo es un método utilizado en horticultura y jardinería por el cual se consiguen nuevas plantas o árboles a partir de una planta madre. Los individuos que consigamos utilizando este método tendrán las mismas cualidades y las mismas características que el individuo al que hemos realizado el acodo.

Podemos reproducir nuestros árboles o plantas mediante semilla y en horticultura y jardinería es los más habitual. Pero al tratarse de árboles la cosa cambia. Es evidente que podemos hacerlo sin ningún problema, y en árboles ornamentales se puede hacer con relativa facilidad. El problema es cuando queremos conseguir un árbol frutal, y es que podemos reproducirlo mediante semilla, pero el ejemplar que obtengamos no tiene por qué mantener todas las cualidades del árbol del cual conseguimos esa semilla.

Es por este último motivo por el que se recomienda reproducir árboles frutales mediante injerto o acodo. Conseguiremos árboles idénticos a los árboles madre y fruta de la calidad y las cualidades que el árbol del que realizamos el acodo o injerto.

En el post de hoy hablaremos de cómo hacer un acodo aéreo. Si quieres aprender a hacer un injerto te recomiendo que visites este post. Pincha aquí.

Son varios los tipos de acodo que podemos realizar: acodo simple, acodo múltiple, acodo en montículo, acodo en trinchera, acodo de punta y el protagonista de hoy, el acodo aéreo. En futuros post trataremos alguno de los que acabo de mencionar para daros varias alternativas. A mí el que mejor se me da y con el que obtengo mejores resultados es el aéreo así que en el siguiente vídeo os mostraré cómo hacerlo.

En esta ocasión realicé el acodo en un aguacate que conseguí mediante semilla pero este acodo lo puedes realizar tanto en árboles: cítricos, camelias, higueras, olivos etc. como en plantas y arbustos.



Como has visto en el vídeo el proceso es bastante sencillo. Sólo unos consejos para que el trabajo sea todo un éxito.
  • Utiliza navajas, cuchillos u otros elementos cortantes en buen estado y desinfectados previamente.
  • Realiza el acodo sobre un árbol arbusto o planta sana.
  • Elije un buen sustrato.
  • No descuides la humedad.
Pues ahora toca ponerse manos a la obra y ya sabes, no lo consigue el que no lo intenta. Si tienes alguna duda sólo tienes que dejar un mensaje en el cuadro habilitado al final del post para ello y si puedo estaré encantado de poder ayudarte. Un saludo!!!!!

Facebook 👉 Aquí || YouTube 👉 Aquí || Instagram 👉 Aquí



Photo by Katherine McCormack on Unsplash

Comentarios

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Gracias.

Blog miembro de: