Ir al contenido principal

Destacados

Cómo cultivar boniato, guía de cultivo

A principios de 2020, planificando la nueva temporada, me picó el gusanillo de empezar un nuevo cultivo. Es algo que temporada tras temporada me apetece hacer, porque en esto de la huerta siempre se está aprendiendo. Así que me puse manos a la obra!!! En este post os hablaré un poco de las pautas a seguir para cultivar esta planta perteneciente a la familia de las  Convolvulaceae y además también os dejaré unos vídeos en el que os mostraré cómo cultivé, desde cero, el boniato en mi huerta. Espero qué os guste??? Pero antes de nada os voy a dejar un vídeo en el que os muestro cómo conseguir vuestros brotes de boniato para poder plantarlos después en vuestro huerta, huerto urbano o jardín. El proceso es muy sencillo y sólo necesitáis un boniato que podéis comprar en cualquier frutería.  Guía de cultivo: Clima Es una planta de climas cálidos por lo que tenemos que tener en cuenta que las temperaturas para su crecimiento influyen y bastante. Si vives en una zona donde se producen heladas t

Cómo cultivar escarola, guía de cultivo

En el post de hoy os hablaré de la escarola, una alternativa muy interesante para los meses más fríos del año y poder disfrutar así de un alimento con unas interesantes propiedades alimenticias. Se suele preparar en ensaladas y es una verdura con nutrientes como el hierro o el magnesio y con vitaminas tan necesarias como las vitaminas A y B1 entre otras.

La podemos cultivar durante todo el año y es muy recomendable tener el terreno preparado y abonado con anterioridad. Después del plantado, que haremos con una separación entre plantas por ambos lados de unos 30 o 35 cm, sólo nos tendremos que preocupar de mantenerla libre de malas hierbas y proporcionarle una humedad adecuada.

En cuanto al suelo, es conveniente que drene correctamente y que no se apelmace demasiado ya que no le gustan nada los suelos que se encharquen con facilidad. Por lo que un suelo ligero nos facilitará mucho las labores de cultivo.

Guía de cultivo:

Riegos: Le gustan los riegos, siempre y cuando no se produzcan, como comentaba anteriormente, encharcamiento prolongado del terreno. En épocas de temperaturas elevadas es recomendable regar cada día, a primera hora del día o a última. Intenta no mojar las hojas, si lo haces por la mañana, para que no se produzcan quemaduras.

Abonado: Es conveniente hacerlo cuando se prepare el terreno y con unas cuantas semanas de antelación. La incorporación de humus de lombriz o de algún abono de animal "conejo, vaca, caballo, etc." es más que recomendable. Si cultivamos en bancales y mantenemos un suelo rico y equilibrado, no es necesario la incorporación de abono específico para este cultivo. En caso contrario sí tendríamos que hacer un abonado para que la planta se desarrolle correctamente.

Es muy recomendable mantener un suelo equilibrado, no sólo para el cultivo de la escarola, si no para cualquier cultivo hortícola. Nos facilitará mucho las labores de cultivo y nos evitará dolores de cabeza con plagas y enfermedades.

Temperatura: Es una planta bastante resistente al frío, tolerando incluso heladas no demasiado fuertes y prolongadas en el tiempo. No resiste tanto las temperaturas elevadas y sobre todo si se deja el suelo seco. Pero como cualquier planta tienes unos rangos de temperatura entre los que se desarrolla mejor y el de la escarola varía entre los 10 y 20 grados centígrados. Es evidente que las condiciones del suelo, los riegos y la salud de la planta influirán en que esa horquilla se amplíe algún grado hacia arriba o hacia abajo.

Plagas y enfermedades: Dependiendo de la época del año en el que la cultivemos y la zona podemos tener mayor incidencia de una u otra plaga y/o enfermedad. Los caracoles y las babosas estarán encantados con sus hojas y los pulgones o la mosca blanca nos podrán dará más de un dolor de cabeza. Puedes utilizar algún remedio casero como: trampas de cerveza o cáscara de huevo para evitar que los primeros se acerquen a tus plantas.

Ten cuidado también, si vives en zonas húmedas, con temperaturas moderadas en invierno, porque podrás tener problemas con el mildiu. Este hongo gusta de ambientes húmedos y con una temperatura adecuada aparecerá casi con toda seguridad. Si haces un tratamiento preventivo con cola de caballo, por poner un ejemplo, el riesgo de que aparezca se reducirá. Una buena ventilación de los cultivos y un manejo adecuado nos ayudará en la prevención. Haz una buena labor de vigilancia en otoño y primavera.

Blanqueo: Es una práctica bastante extendida en su cultivo. El objetivo es blanquear la mayor parte de sus hojas y reducir así el amargor de las mismas. Si cultivas la escarola de hoja rizada puedes atar sus hojas con un hilo para evitar así que las partes que quedan en la zona interna reciban la luz del sol. Lo hace mucha gente, pero yo no. También es cierto que mi huerta está en Galicia y las horas de luz son menos que en otros lugares con inviernos menos lluviosos.

Bien, pues después de esta pequeña guía para el cultivo de la escarola, vamos con un vídeo en el que os mostraré cómo sembrarla. Es una planta cuyas semillas germinan bastante pronto, en 3 o 4 días podrás ver ya las primeras plántulas. Lo que ya no es tan rápido es el ciclo vegetativo y, dependiendo de la variedad, las condiciones de cultivo y los cuidados, tendrás que esperar entre 12 o 14 semanas para poder disfrutar de una planta con un desarrollo adecuado. Bueno os dejo ya con el vídeo.



Síguenos en facebook o suscríbete a nuestro canal en youTube

fotografía escarola aquí

Comentarios

  1. Hola Juanjo. Ramiro y yo hemos cultivado escarolas, pero no sabíamos cómo había que blanquearlas. Ahora ya sí. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Gracias.

Blog miembro de: