Ir al contenido principal

Destacados

el bosque de alimentos, Capítulo IV, evolución primavera 2021

Hace algunos años empecé a modificar una pequeña parcela y convertirla en un bosque comestible o bosque de alimentos. Una combinación de árboles frutales y de frutos del bosque así como zonas dedicas al cultivo de diferentes alimentos para el autoconsumo. Este pequeño proyecto no iba a ser una tarea, ni fácil ni rápida, llevaría su tiempo. Una parte ya estaba hecha porque algunos de los árboles estaban en la parcela, pero convertir un caos en un bosque comestible tenía trabajo por delante. Corría el año 2016 y empecé a visualizar lo que quería y qué elementos quería introducir o modificar en la parcela. Así empezó todo. Capítulo I.  Como te comentaba la parcela ya contenía varios árboles frutales y en base a ellos y a su distribución, que no era la mejor, pero era la que había, fui pensando en qué nuevos árboles quería introducir, qué nuevas plantas quería tener y qué elementos complementarios podía incorporar al proyecto que ayudarían a mejorarlo. Varios ciruelos, un naranjo, un cerez

Cómo germinar nueces y castañas

Muchas semillas necesitan pasar por una época de frío para que germinen correctamente. En climas en los cuales las temperaturas entre invierno y verano varían considerablemente no deberíamos tener ningún problema a la hora de germinar este tipo de semillas. Simplemente con dejar el semillero a la intemperie, pero protegido de la lluvia, para que no acaben pudriéndose si llueve demasiado, conseguiremos que estas semillas germinen en un alto porcentaje.

En el Hemisferio Norte, nos encontramos ahora mismo, en invierno. Por lo que es un buen momento para preparar este tipo de semilleros. En el siguiente vídeo vamos a ver cómo germinar nueces y castañas.



Y es que este tipo de semillas, como muchas otras, necesitan pasar por ese proceso de variación de temperaturas. Necesitan pasar frío y por lo tanto si hacemos el semillero ahora, incluso si lo empezamos a principios de invierno, conseguiremos que cuando llegue la primavera, con la llegada de temperaturas más altas, germinen correctamente.

Lo que si tenemos que tener en cuenta al hacer este tipo de semilleros, es el exceso de humedad. Y es que, como comentaba anteriormente, al dejarlos fuera para que pasen frío, y si vivimos en una zona donde llueva mucho no sólo estaría expuesto a las bajas temperaturas sino que también a otras inclemencias del tiempo como la lluvia o la nieve. Por lo tantos conveniente protegerlos de estos últimos. Porque el exceso de humedad provocado por el encharcamiento de los semilleros podría echar a perder nuestras semillas.

Cómo habéis visto en el vídeo, el proceso es bastante sencillo y no requiere ni unos grandes conocimientos para conseguir tus propios nogales o castaños. Sólo un par de consejos:

  • Elige semillas procedentes de árboles fuertes y sanos y que éstas sean de buena calidad.
  • Utiliza un buen sustrato y observa regularmente el estado del semillero.

Mucha suerte y espero que si lo pones en práctica me comentes los resultados obtenidos. Un saludo.


Y por cierto, para todas las personas que viven en el Hemisferio Sur y quieren obtener también sus propias plantas de nogal y castaño. No desesperen porque también pueden hacerlo. Sólo tendrán que estratificar las semillas. En un próximo post hablaremos de ello.

Antes de despedirme del todo os voy a dejar un vídeo con la evolución del semilleros para que veáis cómo germinaron perfectamente. Un abrazo!!!!



Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube

Fuentes fotografías aquí y




Comentarios

Blog miembro de: