Ir al contenido principal

Destacados

Cómo conseguir tus propias semillas de cilantro

Ya sabéis, por otros artículos publicados en el blog, que soy un gran defensor de tener tu propio banco de semillas. Los beneficios son múltiples. Además de ahorrarte una buena cantidad de dinero, podrás beneficiarte de los siguientes aspectos: Semillas de calidad y seleccionadas Semillas no manipuladas ni tratadas con productos químicos Semillas adaptadas a tu zona  Las plantas obtenidas de esas semillas serán más resistentes a plagas y enfermedades Serás autosuficiente desde el inicio del proceso de cultivo Tener nuestro propio banco de semillas, además de servir para conservar una parte de nuestro patrimonio hortícola, que cada vez se va deteriorando más y se están perdiendo un montón de cultivos autóctonos en beneficio de otros foráneos, aporta un montón de beneficios a la hora de cultivar nuestra propia huerta de una forma ecológica y sin la utilización de químicos o reduciendo el uso de los mismos a la mínima expresión.  Para tener nuestra propia selección de semillas tenemos que

Disfrutando del trabajo bien hecho, Las cosechas


Una de las mejores satisfacciones cuando tienes una huerta, es poder disfrutar de la cosecha. Y si además utilizas productos ecológicos, esa satisfacción es aún mayor. Poder alimentarte y alimentar a tu familia con hortalizas sanas y libres de pesticidas es todo un orgullo.

Ya sabemos que no fácil que el tiempo del que disponemos no nos deja pararnos a disfrutar de los buenos momentos más allá de un pequeño instante. Pero es mejor dedicar un poco de tiempo a esos pequeños placeres que no cuestan miles de euros y saborear la vida. También es cierto que no todo el mundo dispone de un terreno para poder cultivar o tener un pequeño jardín. No lo necesitas, una pequeña maceta te dará más de una sorpresa. Sólo tienes que dedicarle 5 minutos al día y el premio será enorme.

Creo que me estoy poniendo muy filosófico y la intención de este post no es otra que compartir con vosotros y vosotras la cosecha de este año 2017. No ha sido un año fácil en la huerta: Temperaturas muy altas a finales de invierno, pocas precipitaciones, granizo, y lluvias a destiempo. Todos estos elementos hicieron que la vigilancia y la atención fuesen mayores para evitar problemas con plagas y enfermedades. Pero al final el resultado fue más que aceptable.

Es cierto que tuvimos algunos fracasos y que no fue  pedir de boca pero de los errores también se aprende y tomo buena nota para futuras temporadas. Y sin más palabrería os dejo con algunas fotos de las diferentes cosechas y de un vídeo de nuestra pequeña huerta: Calabazas, lechugas, zanahorias, tomates, berenjenas etc.











Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube

Comentarios

Blog miembro de: