Ir al contenido principal

Destacados

el bosque de alimentos, Capítulo IV, evolución primavera 2021

Hace algunos años empecé a modificar una pequeña parcela y convertirla en un bosque comestible o bosque de alimentos. Una combinación de árboles frutales y de frutos del bosque así como zonas dedicas al cultivo de diferentes alimentos para el autoconsumo. Este pequeño proyecto no iba a ser una tarea, ni fácil ni rápida, llevaría su tiempo. Una parte ya estaba hecha porque algunos de los árboles estaban en la parcela, pero convertir un caos en un bosque comestible tenía trabajo por delante. Corría el año 2016 y empecé a visualizar lo que quería y qué elementos quería introducir o modificar en la parcela. Así empezó todo. Capítulo I.  Como te comentaba la parcela ya contenía varios árboles frutales y en base a ellos y a su distribución, que no era la mejor, pero era la que había, fui pensando en qué nuevos árboles quería introducir, qué nuevas plantas quería tener y qué elementos complementarios podía incorporar al proyecto que ayudarían a mejorarlo. Varios ciruelos, un naranjo, un cerez

Cuándo trasplantar las tomateras a la huerta

Una de las preguntas que más me hacéis tanto a nivel personal como a través de las redes sociales. Es ¿cuál es el momento apropiado para realizar el trasplante de nuestras tomateras?. Así que espero que con este post y con el vídeo que incluye pueda solventar esas dudas.

Una vez realizado el semillero, si es el caso, el siguiente paso es el trasplante. El semillero se puede hacer en una bandeja conjunta, en este caso tendríamos que hacer un paso intermedio de aclareo o repicado, o en recipientes individuales. Sea cual sea la forma el objetivo final es plantar nuestras plantas en su lugar definitivo en la huerta, el huerto urbano o en nuestro macetohuerto.

Lo resumiré en tres consejos básicos a tener en cuenta:

La climatología, quizás el factor más importante ya que los semilleros se suelen preparar a finales de invierno, principios de primaveras y en algunas zonas todavía tenemos riesgo de heladas por lo que es importante tener en cuenta ese factor y esperar el tiempo suficiente a que la climatología sea más favorable. Tenéis que tener en cuenta que las plántulas están muy tiernas por las condiciones de protección en las que se tienen y sería muy recomendable una pequeña adaptación para que no sufran tanto el cambio.

Podemos sacarlas durante una semana, un par de horas cada día, por la mañana, y al cabo de un tiempo dejarlas, si las condiciones de temperatura, viento y lluvia lo aconsejan, durante una noche fuera. Que no les dé demasiado tiempo el sol directo. Sobre todo en los primeros días.

Aún con ese período de aclimatación es conveniente, que una vez plantadas en la huerta, se protejan con tutores o alguna rama frondosa para que no las parta el viento o las temperaturas bajas, que aún se producirán por la noche las perjudiquen. Incluso es un buen para sol que protegerá tus plantas de quemaduras en las hojas todavía tiernas.

En el siguiente vídeo podéis ver un ejemplo de ese "parasol" hecho con ramas de "xesta" como le llamamos nosotros que no es más que la retama negra.



En segundo lugar, el tamaño, fundamental ver el desarrollo de las plantas en el semillero, tienen que tener desarrolladas hojas definitivas y tener un tallo lo suficientemente "robusto" como para soportar el trasplante. No podemos, o por lo menos no es recomendable trasplantar plántulas que no tienen las suficientes hojas desarrolladas o cuyo tallo es débil. Es preferible esperar unos días a que la planta se encuentre lo más fuerte posible para que no sufra.

De poco nos vale querer adelantar un par de semanas el trasplante si la planta va sufrir y frenar drásticamente su desarrollo. Eso en el mejor de los casos porque si esa planta no es lo suficientemente fuerte puede acabar muriendo.

Y por último, el sentido común, quizás el menos común de los sentidos pero que si se aplica correctamente nos puede ahorrar un montón de problemas y nos garantizará muchos éxitos en el tema que nos ocupa.

La observación, la experiencia y el conocimiento es fundamental si queremos sacar adelante nuestras plantas. No te precipites, estudia, hoy en día es muy fácil, las condiciones climáticas que se van a producir en los próximos días. Que no bajen demasiado las temperaturas, que no se produzcan lluvias demasiado fuertes y que no se anuncien días con viento.

Observa tus plantas, cómo se desarrollan, si tienen o no un buen porte, si han desarrollado el suficiente número de hojas, si están sanas y  fuertes. Y sobre todo, no te precipites. Si sigues estos consejos, y con un poco de suerte, el éxito estará casi garantizado.

Espero que este pequeño artículo te ayude a tomar la mejor decisión y si todavía te quedan dudas!!!!!!

No te pierdas el siguiente vídeo en el que podrás ver diferentes estadios de desarrollo de unas plántulas de tomatera para que se te haga más fácil tomar la decisión correcta. Un saludo y gracias por leer este post.



Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube


Comentarios

  1. Yo trasplanto las tomateras al exterior en marzo, bastante pronto, pero no suelen tener problema en salir adelante. Las aclimato, como dices, y luego, ya en el huerto, les pongo garrafas de PET para protegerlas del mal tiempo. Al que le interese vee como lo hago os dejo en enlace arriba.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Gracias.

Blog miembro de: