Ir al contenido principal

Destacados

¿Cómo abonar árboles frutales? Imitando a la naturaleza!!

Muchas de las necesidades de nuestros árboles frutales son muy similares a las de cualquier otra planta u hortaliza, en lo que a nutrientes se refiere. Nitrógeno , fósforo y potasio son, entre otros, los macroelementos que todo árbol necesita para crecer fuerte y sano y producir una buena cantidad de frutos y de buena calidad. Evidentemente no son los únicos pero quizás los de más demanda y cuya disponibilidad es imprescindible. Evidentemente también influyen otros factores como las plagas y las enfermedades, pero todo está relacionado. Pensemos en las necesidades de un árbol o arbusto en un bosque. En principio la mano del hombre no influye en el aporte de nutrientes de forma artificial. No abonamos los bosques con productos químicos que aporten nutrientes para que los árboles crezcan y se desarrollen. ¿Por qué lo hacemos entonces con los árboles de producción de fruta de nuestros huertos?. Es una pregunta que seguro ya tiene respuesta. Cuanto más alimente a mis árboles, más producció

Cómo recolectar y conservar semillas


    A lo largo del siguiente post hablaremos de las semillas y de su conservación. Os hablaré sobre algunos apuntes esenciales a la hora de elegir los ejemplares para la recolección, cómo conservarlas o cómo prevenir plagas.....

    Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de tener nuestro propio huerto es; ¿qué queremos cultivar? y ¿cómo queremos cultivarlo? La primera pregunta, a groso modo, es sencilla de responder. Ya que seguro que si te hago esa pregunta contestaras: lechugas, tomates, cebollas, ajos etc. ¿Me equivoco? probablemente me acerqué bastante. Pero y la segunda pregunta. Aquí la cosa ya se complica verdad. yo lo tenía claro, quería cultivar productos ecológicos y que al menos una gran parte de las hortalizas fuesen autóctonas de la zona.

    ¿Parece sencillo verdad?, pues no lo es. Cultivar de forma ecológica es una opción que con mayor o menor esfuerzo podremos llegar a conseguir. Está en nuestra mano. Pero cultivar con semillas propias, con semillas de la zona. Aquí el tema se complica. La mayor parte de la gente ya no recoge sus propias semillas. Cada año va a la tienda de jardinería más cercana o a unos grandes almacenes y compra las semillas que en ese momento quiere sembrar.

    Hoy os voy a enseñar a elegir, recolectar, guardar y sembrar vuestras propias semillas.

    ¿Por qué esforzarse en hacer este trabajo? pues muy sencillo. Estaremos contribuyendo a la biodiversidad, ayudaremos a conservar plantas, hortalizas que cultivaban nuestros abuelos y abuelas y que si no fuese así acabarían, como ya lo han hecho muchas, desapareciendo. Y además sabrás lo que comes desde el inicio hasta el fin.

    Empezar es complicado, tendremos que buscar semillas entre nuestros vecinos, para conseguir las primeras plantas. El primer paso ya está dado. El proceso de recolección de semillas viene después y no es siempre igual para todas las hortalizas. No es lo mismo recoger semillas de un tomate que de una lechuga pero poco a poco iremos aprendiendo.

    Para seleccionar semillas de calidad tendremos que elegir plantas sanas y fuertes. Si hablamos de un tomate, por poner un ejemplo, elegiremos los primeros tomates que produzcan y dejaremos que el tomate madure en la propia planta para después extraer las semillas. Te dejo un vídeo para que veas el proceso.



    Después tendremos que guardarlas en un lugar fresco y oscuro y sin humedad para que el poder germinativo se mantenga cuanto más tiempo mejor. Este poder germinativo no es igual para todas las semillas, tendremos algunas que en un par de años perderán gran parte de este poder germinativo y otras que aguantarán 5 o 6 años o más. Aquí influirá la variedad, y sobre todo las condiciones en las que se guardan estas semillas.

    Muchas semillas se echan a perder porque cuando vamos a sembrarlas nos encontramos con alguna visita inesperada. Suele pasar mucho con las habas, por poner un ejemplo. Cuando las recogemos tienen un aspecto estupendo y no nos fijamos en que alguna puede tener algún bicho dentro o algunos huevos de larvas que eclosionarán más tarde y que si no estamos pendientes se echarán a perder rápidamente. Pero para este desagradable problema hay una solución muy sencilla que puedes ver en el siguiente vídeo.



    Como veis, tener nuestro propio banco de semillas es una tarea relativamente sencilla si seguimos una serie de pasos para que este se conserve en el tiempo y que cada inicio de temporada tengamos un éxito absoluto. Os haré un pequeño resumen del proceso para tener vuestro propio banco de semillas.

    1.- La recolección:
    • Elegir ejemplares fuertes y sanos
    • Manipular correctamente (lugar limpio y utensilios limpios)
    • Eliminar cualquier resto e impurezas
    • Dejar secar bien las semillas antes de guardarlas.
    2.- La conservación:
    • Guardar en lugar fresco, a oscuras y sin humedad
    • Etiquetar con el nombre de la variedad, lugar de procedencia y fecha de recolección
    • Vigilar con frecuencia para atajar a tiempo cualquier posible problema
    3.- La germinación:
    • Germinar siempre las semillas más antiguas
    • hacer test de germinado cada temporada 

    Germinar semillas recolectadas por nosotros mismos nos facilitará muchísimo la tarea en el huerto. Las semillas de cada zona, son más resistentes a las plagas y a las enfermedades y se adaptarán con mayor facilidad a nuestra climatología. Y como os comentaba al principio contribuiremos a recuperar y a conservar semillas que de otro modo se acabarían perdiendo.

    En el siguiente vídeo podéis ver dónde guardamos nuestras semillas y que fácil es tener nuestra propia colección de semillas.



    Espero que esta pequeña guía te sirva de ayuda y recuerda que si tienes alguna duda puedes plantearla en los comentarios y si puedo estaré encantado de poder aclarártela. Como te comentaba el proceso de recolección de semillas no siempre es igual si quieres puedes visitar el canal de YouTube y ver cuál es el proceso de obtención de algunas hortalizas como; la lechuga, el tomate, el puerro, las judías, la cebolla etc. Un saludo y hasta un próximo post.


    Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube

    Fuente fotografía semillas aquí
    Fuente fotografía diente de león aquí

    Comentarios

    1. El tema de las semillas me intriga a la hora de poder germinar. Tengo semillas de proteas y son maderosas por lo que se resisten a germinar. He buscado bastante información pero me quedo corta. Lo he intentado de muchas formas y aún tengo un bajo porcentaje de éxito. Me podrías dar algún consejo de lo que tengo que hacer para poder tener éxito asegurado para germinar este tipo de semillas? Gracias y un saludo desde Canarias

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Nunca germiné esas semillas. He leído que son difíciles de germinar. Una vez vi un vídeo en el que mezclaban estas semillas con ceniza y que se sembraban. Finales de verano después del calor. Pero no sabría ayudarte mucho más porque como te comentaba no tengo experiencia en germinar ese tipo de semillas. Un saludo.

        Eliminar

    Publicar un comentario

    Deja tu comentario. Gracias.

    Blog miembro de: