Ir al contenido principal

Destacados

el bosque de alimentos, Capítulo IV, evolución primavera 2021

Hace algunos años empecé a modificar una pequeña parcela y convertirla en un bosque comestible o bosque de alimentos. Una combinación de árboles frutales y de frutos del bosque así como zonas dedicas al cultivo de diferentes alimentos para el autoconsumo. Este pequeño proyecto no iba a ser una tarea, ni fácil ni rápida, llevaría su tiempo. Una parte ya estaba hecha porque algunos de los árboles estaban en la parcela, pero convertir un caos en un bosque comestible tenía trabajo por delante. Corría el año 2016 y empecé a visualizar lo que quería y qué elementos quería introducir o modificar en la parcela. Así empezó todo. Capítulo I.  Como te comentaba la parcela ya contenía varios árboles frutales y en base a ellos y a su distribución, que no era la mejor, pero era la que había, fui pensando en qué nuevos árboles quería introducir, qué nuevas plantas quería tener y qué elementos complementarios podía incorporar al proyecto que ayudarían a mejorarlo. Varios ciruelos, un naranjo, un cerez

Cómo recolectar semillas de puerro

Vamos a seguir con los post dedicados a la recolección de semillas de nuestras hortalizas. Y con el post de hoy pondremos fin, por una temporada, a este serie temática que a mí tanto me apasiona.

El artículo de hoy lo dedicaremos al puerro. Nos encontramos ante un pariente muy cercano de ajos y cebollas. Una hortaliza que no puede faltar en nuestra huerta ya que su cultivo es ideal para principiantes por su facilidad de cultivo y sus pocas exigencias.

Se adapta perfectamente a cualquier clima, resistiendo incluso temperaturas bajo cero. Aunque quizás zonas con climas suaves y húmedos sean la mejor opción.

Le gustan los terrenos bien trabajados y con un abonado previo. Por lo que lo primero que tendremos que hacer es cavar bien el terreno y aprovechar para incorporar abono orgánico bien descompuesto. Le gusta la humedad por lo que si vivimos en zonas secas con pocas precipitaciones tendremos que procurar que el terreno esté húmedo y no descuidar por lo tanto los riegos.

Las tareas de mantenimiento son sencillas. Eliminaremos las malas hierbas y si queréis podéis hacer algún recalzado para obtener puerros con zonas más blancas. Yo personalmente esta última no suelo hacerla. Pero es cuestión de gustos.

Se puede asociar con otros cultivos pero quizás el que a mí más me gusta. Y recuerda que siempre hablo desde mi experiencia o punto de vista. Es el cultivarlas junto a los tomates. Y sobre todo cuando plantamos en primavera o lo cultivamos en zonas muy soleadas.

Pero bueno como el post de hoy no pretende ser una guía de cultivo del puerro, vamos con lo que realmente nos importa y es la recolección de sus semillas.

Es un proceso largo que nos llevará algunos meses y es que lo primero será plantar nuestras plántulas de puerro y esperar a que estas crezcan. Con las buenas temperaturas y cuando ya tengan un buen tamaño, empezarán a echar flor y aquí aún nos queda más de un mes para que esta se abra, se formen las semillas, se sequen y estén listas para su recolección.

En el siguiente vídeo podéis ver el paso a paso. Espero que os guste y hasta un próximo artículo.




Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube

Comentarios

Blog miembro de: