Ir al contenido principal

Destacados

Quién dijo que en invierno no había flores? 🌺🌻

Es cierto que en invierno la actividad en la huerta disminuye y también no es menos cierto que el paisaje de nuestro entorno cambia considerablemente. Pero aún siendo ciertas estas dos consideraciones, lo que no es cierto es que en invierno no podamos disfrutar de flores. en menor cantidad eso sí, como lo hacemos en primavera. Si tenemos la suerte de disfrutar de un pequeño bosque comestible, como es mi caso, puede que tengas árboles de hoja perenne y que por lo tanto no todo sean árboles desprovistos de sus vestimenta en forma de hojas. Árboles como el olivo o el níspero son dos claros ejemplos de esos árboles que podemos disfrutar durante el invierno y nos alegrarán la vista durante esos meses tan sombríos y fríos. Sobre todo el níspero, el cual nos regalará sus preciosas flores en forma de racimo durante las últimas semanas del otoño o las primeras del invierno. Pero además también podremos disfrutar de flores de otras plantas tan interesantes como: El membrillo japonés (Chaenomele

Cómo recolectar semillas de judías verdes

Seguimos con los post dedicados a la recolección de semillas de nuestras hortalizas y es que aquí, en el hemisferio norte, estamos a finales de temporada y es el momento de recoger algunas de las semillas que tenemos en nuestra huerta. Lechugas, tomates, puerros, judías, etc.

Es el momento de recoger las semillas de nuestras judías y es que algunas plantas ya están secas junto con las vainas y con las "habas" que serán las semillas que sembraremos después, maduras y listas para su recolección.

Tendremos que elegir plantas sanas, libres de plagas, de las que hayamos recolectado unas buenas cosechas y que tengan frutos grandes y de buena calidad. Así nos aseguraremos tener una buena cosecha en años posteriores. 

Creo que no es necesario decirlo pero para que quede más claro. Las semillas se recogerán de las plantas que hemos plantado a principios de temporada y que están en producción. Por mi zona, Galicia, España, hemisferio norte, se suele hacer a finales del verano sobre el mes de agosto más o menos.

La judía verde, cómo la llamaos nosotros, se consume antes de que se desarrolle en su interior el haba pero para su recolección para semilla de siembra tendremos que dejar que ésta se desarrolle completamente.

Las semillas estarán listas para su recolección cuando la vaina se ponga de color marrón clarito esté dura y seca. Pero creo que lo mejor es que veáis el siguiente vídeo porque en él podréis ver el proceso que tendremos que seguir para recolectar nuestras propias semillas de judías verdes paso a paso.


Y no os olvidéis de conservarlas correctamente en un lugar seco y oscuro. Un truco que yo utilizo para que este tipo de semillas no lleven ningún bicho o plaga que nos pueda echar a perder la recolección es congelarlas entre 24 y 48 horas. Si quieres saber cómo puedes pinchar aquí.


Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube

Comentarios

Blog miembro de: