Ir al contenido principal

Destacados

el bosque de alimentos, Capítulo IV, evolución primavera 2021

Hace algunos años empecé a modificar una pequeña parcela y convertirla en un bosque comestible o bosque de alimentos. Una combinación de árboles frutales y de frutos del bosque así como zonas dedicas al cultivo de diferentes alimentos para el autoconsumo. Este pequeño proyecto no iba a ser una tarea, ni fácil ni rápida, llevaría su tiempo. Una parte ya estaba hecha porque algunos de los árboles estaban en la parcela, pero convertir un caos en un bosque comestible tenía trabajo por delante. Corría el año 2016 y empecé a visualizar lo que quería y qué elementos quería introducir o modificar en la parcela. Así empezó todo. Capítulo I.  Como te comentaba la parcela ya contenía varios árboles frutales y en base a ellos y a su distribución, que no era la mejor, pero era la que había, fui pensando en qué nuevos árboles quería introducir, qué nuevas plantas quería tener y qué elementos complementarios podía incorporar al proyecto que ayudarían a mejorarlo. Varios ciruelos, un naranjo, un cerez

Cómo cultivar berenjenas, guía de cultivo

Este interesante fruto perteneciente a la familia de las solanáceas, se cultiva desde muy antiguo, aunque no siempre tuvo la fama que hoy en día posee, y sobre todo en lo que a cocina se refiere.

Procede de Asia, pero se cultiva ya por todo el mundo. Requiere de unas condiciones lumínicas altas y no soporta las bajas temperaturas. Por el contrario, con unas buenas condiciones de humedad sí resisten temperaturas altas de hasta 45º.


Condiciones de cultivo:

Suelo, no es muy exigente, en lo que a tipo de suelo se refiere, aunque hay que tener en cuenta que en suelos muy pesados puede producirse asfixia de las raíces por lo que es interesante que los suelos drenen bien. Sí necesita que estén bien abonados ya que requiere de un gran aporte de nutrientes para la formación de frutos de calidad.

Humedad, necesita humedad para un buen desarrollo, pero tampoco es conveniente que supere el 70% ya que esto produciría, junto con las altas temperaturas, que las flores se caigan y la mala formación de los frutos. No confundir, humedad con riego. Y es que en este apartado hablamos de la humedad ambiental relativa.

Riego, necesita de riegos constantes, sobre todo con temperaturas elevadas y en el período de formación de la flor y el fruto. Tenemos que tener en cuenta el tipo de suelo que tenemos en nuestra huerta y es que es importante tener en cuenta las características del mismo, porque si regamos con frecuencia y tenemos un exceso de humedad en el suelo puede producirse la muerte de la planta por asfixia radicular.

Tutorado, aunque no siempre es necesario, depende un poco del porte de cada planta, si es conveniente colocar una pequeña guía para ayudar a la planta a soportar el peso de los los frutos, sobre todo cuando son abundantes y de un buen tamaño.

Aporcado, una vez trasplantada la planta al cabo de un mes, más o menos, podemos hacer un pequeño aporcado, lo que aprovecharemos para incorporar nutrientes al suelo en forma de humus o compost. El aporcado favorecerá la formación de nuevas raíces.

Otras tareas, es conveniente eliminar, de vez en cuando, algunas hojas para favorecer la aireación así como eliminar también frutos que presenten mala formación o estén poco desarrollados para así favorecer el buen crecimiento del resto de los frutos. Sólo una de las flores que forma el ramillete acabará dando fruto así que también se puede eliminar alguna que otra flor.

Después de estos pequeños apuntes sobre el cultivo de la berenjena. Lo primero es lo primero, así que vamos con el paso más importante, el semillero. En el siguiente vídeo podrás ver un paso a paso de cómo preparar el semillero de berenjenas para poder tener unos buenos ejemplares que harán las delicias de cualquier paladar, incluso de los más existentes.






Y hablando de paladar. ¿Qué os parece si os dejo un par de recetas para que saquéis partido a vuestras berenjenas?. Gracias a La cocina de tendencias, podéis preparar esta rica y original receta. En ella nos enseñan a preparar un estupendo humus de berenjena.


  • 2 berenjenas medianas
  • 1/2 limón escurrido
  • Sal
  • Pimienta
  • Pimentón
  • Aceitunas negras
  • 1/2 ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Tahina o sésamo


Para ver la receta completa sólo tienes que pinchar aquí y verás el paso a paso.
Y para que un plato no sepa a poco un buen segundo de la mano de ¡Qué rico! nos vamos a preparar unas estupendas y nutritivas albóndigas de berenjenas en salsa un plato que además es apto para todas aquellas personas vegetarianas
  •  2 berenjenas frescas (unos 300 gramos)
  • 1/2 cebolla blanca
  • 2 huevos
  • 100 g de pan rallado
  • 150 ml de vino blanco
  • 500 ml de agua caliente
  • 1 cucharadita de colorante amarillo
  • Harina para rebozar
  • Aceite
  • Hierbas provenzales
  • Sal

Puedes ver el paso a paso del proceso de elaboración pinchando aquí.

Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube



Fuente fotografías:
berenjena
flor

Comentarios

  1. Gracias por publicar el humus de bereneja ;) Me ha gustado mucho el post y he aprendido bastante sobre esta verdura. Un saludo,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Gracias.

Blog miembro de: