Ir al contenido principal

Destacados

Cómo conseguir tus propias semillas de cilantro

Ya sabéis, por otros artículos publicados en el blog, que soy un gran defensor de tener tu propio banco de semillas. Los beneficios son múltiples. Además de ahorrarte una buena cantidad de dinero, podrás beneficiarte de los siguientes aspectos: Semillas de calidad y seleccionadas Semillas no manipuladas ni tratadas con productos químicos Semillas adaptadas a tu zona  Las plantas obtenidas de esas semillas serán más resistentes a plagas y enfermedades Serás autosuficiente desde el inicio del proceso de cultivo Tener nuestro propio banco de semillas, además de servir para conservar una parte de nuestro patrimonio hortícola, que cada vez se va deteriorando más y se están perdiendo un montón de cultivos autóctonos en beneficio de otros foráneos, aporta un montón de beneficios a la hora de cultivar nuestra propia huerta de una forma ecológica y sin la utilización de químicos o reduciendo el uso de los mismos a la mínima expresión.  Para tener nuestra propia selección de semillas tenemos que

Albahaca, una aromática de fácil cultivo

Hoy hablamos de una de las aromáticas más conocidas, y dependiendo de en qué país te encuentres, esa popularidad puede ser aún mayor. También podemos decir que es una de las más fáciles de cultivar y además muy propicia para su cultivo en interior.

No necesita un gran recipiente, aunque cuando mayor sea éste, más fácil serán sus cuidados y mayor y mejor será su desarrollo. No resiste las heladas por lo que en invierno mejor en interior. Necesita mucha luz, pero no la expongas directamente al sol ya que podría marchitarse. Puedes ubicarla en una zona donde el sol le dé de forma indirecta o filtrado por algún árbol o planta de mayor tamaño.

Dependiendo de la zona en la que vivas necesitará mayor o menor cantidad de agua. Cómo norma general, riégala una vez que el sustrato esté seco. Por lo que, si vives en zonas de clima cálido los riegos serán más frecuentes que si lo haces en otras zonas de clima más suave o frío.

Puedes abonarla con humus de lombriz, o con cualquier otro abono orgánico. Si lo haces con humus, puedes hacerlo una vez al mes disolviendo el humus de lombriz en agua y regando con el jarabe resultante de la mezcla. En este enlace puedes ver cómo preparar un fantástico té de humus de lombriz. Pincha aquí para ver un vídeo tutorial de cómo hacerlo.


Es una planta anual muy apreciada por sus cualidades culinarias y medicinales. En la cocina se consume tanto fresca como seca. Y la podemos encontrar en muchos platos elaborados en la cocina mediterránea. Conocida es su utilización en pizzas, cómo por ejemplo, la famosa pizza napolitana.
En medicina se usa frecuentemente cómo remedio para los dolores de cabeza o para mejorar la digestión o el insomnio.

En el huerto también tiene sus propiedades y cultivada cerca de nuestras tomateras, por ejemplo, puede evitar el ataque de algunas de las plagas que atacan a esta hortaliza con más frecuencia. Ya que su olor característico es un arma disuasoria para algunos visitantes no deseados en nuestra huerta.

En algunos países, como la india, es considerada una planta sagrada.

Puedes reproducirla por varios métodos, sembrando sus semillas, o por esqueje. Yo te recomiendo éste último, ya que es más rápido y sencillo y tendrás una planta lista para consumir en muy poco tiempo. 

CÓMO REPRODUCIRLA POR ESQUEJE (vídeo)

Comentarios

Blog miembro de: