Ir al contenido principal

Destacados

el bosque de alimentos, Capítulo IV, evolución primavera 2021

Hace algunos años empecé a modificar una pequeña parcela y convertirla en un bosque comestible o bosque de alimentos. Una combinación de árboles frutales y de frutos del bosque así como zonas dedicas al cultivo de diferentes alimentos para el autoconsumo. Este pequeño proyecto no iba a ser una tarea, ni fácil ni rápida, llevaría su tiempo. Una parte ya estaba hecha porque algunos de los árboles estaban en la parcela, pero convertir un caos en un bosque comestible tenía trabajo por delante. Corría el año 2016 y empecé a visualizar lo que quería y qué elementos quería introducir o modificar en la parcela. Así empezó todo. Capítulo I.  Como te comentaba la parcela ya contenía varios árboles frutales y en base a ellos y a su distribución, que no era la mejor, pero era la que había, fui pensando en qué nuevos árboles quería introducir, qué nuevas plantas quería tener y qué elementos complementarios podía incorporar al proyecto que ayudarían a mejorarlo. Varios ciruelos, un naranjo, un cerez

Cómo plantar puerros


Hoy os traigo un vídeo en el que podéis ver como plantar puerros en la huerta.  Pero antes un poquito de información para conocer a esta hortaliza de la familia de las liliáceas, pariente cercano de cebollas y ajos.

Es quizás una de las más agradecidas y que menos cuidados necesitan. Podemos cultivarlos durante todo el año, aunque en zonas con veranos muy calurosos se recomienda plantarlas en zonas con sombra. Es bastante resistente al frío e incluso a las heladas, siempre y cuando la planta ya esté bien desarrollada.

Necesita humedad por lo que tenemos que vigilar este aspecto y regar con frecuencia en zonas de clima seco. Para evitar que el terreno se seque podemos colocar un acolchado y así no tendremos que hacer un gasto innecesario de agua.

El suelo tiene que estar bien trabajado por lo que es conveniente hacer una cava previa para soltar el terreno ya que obtendremos mejores resultados. También tiene que estar bien abonada por lo que podremos incorporar en el momento de la cava humus que favorecerá la retención de humedad de nuestro suelo y aportará nutrientes a la tierra. 

El semillero se puede preparar a voleo y una vez que la planta alcanza una altura entre 10-15 cm ya podemos trasplantar. Los plantaremos en filas con una distancia de unos 15 cm entre planta y planta o podemos asociarlos con otras hortalizas como tomates o zanahorias.


Los semilleros es conveniente hacerlos en los meses del año donde las temperaturas no sean muy altas y evitaremos los meses de heladas. Nosotros por ejemplo, que desarrollamos nuestra actividad hortícola en Galicia, hacemos los semilleros entre febrero y marzo y de julio a septiembre.


Pues vamos con la práctica que la mejor forma de aprender una cosa es viéndola. Y en este vídeo os mostramos cómo plantar puerros o mejor dicho os mostramos como lo hacemos nosotros que como dice el dicho "cada maestrillo tiene su librillo". Un saludo y espero que os guste.


Síguenos en facebook o suscríbete a nuestro canal en youTube





Comentarios

Blog miembro de: