Ir al contenido principal

Destacados

el bosque de alimentos, Capítulo IV, evolución primavera 2021

Hace algunos años empecé a modificar una pequeña parcela y convertirla en un bosque comestible o bosque de alimentos. Una combinación de árboles frutales y de frutos del bosque así como zonas dedicas al cultivo de diferentes alimentos para el autoconsumo. Este pequeño proyecto no iba a ser una tarea, ni fácil ni rápida, llevaría su tiempo. Una parte ya estaba hecha porque algunos de los árboles estaban en la parcela, pero convertir un caos en un bosque comestible tenía trabajo por delante. Corría el año 2016 y empecé a visualizar lo que quería y qué elementos quería introducir o modificar en la parcela. Así empezó todo. Capítulo I.  Como te comentaba la parcela ya contenía varios árboles frutales y en base a ellos y a su distribución, que no era la mejor, pero era la que había, fui pensando en qué nuevos árboles quería introducir, qué nuevas plantas quería tener y qué elementos complementarios podía incorporar al proyecto que ayudarían a mejorarlo. Varios ciruelos, un naranjo, un cerez

Agua (H2O)


……… Se estima que aproximadamente el 70% del agua dulce es usada para agricultura.5 El agua en la industria absorbe una media del 20% del consumo mundial, empleándose en tareas de refrigeración, transporte y como disolvente de una gran variedad de sustancias químicas. El consumo doméstico absorbe el 10% restante.6
El agua es esencial para la mayoría de las formas de vida conocidas por el hombre, incluida la humana. El acceso al agua potable se ha incrementado durante las últimas décadas en la superficie terrestre.7 8 Sin embargo estudios de la FAO, estiman que uno de cada cinco países en vías de desarrollo tendrá problemas de escasez de agua antes de 2030; en esos países es vital un menor gasto de agua en la agricultura modernizando los sistemas de riego.6 ……..    información recogida de la Wikipedia 

En el vídeo de esta semana quiero mostraros unas imágenes de este líquido tan preciado y que muchas veces al tenerlo tan cerca nos olvidamos de lo valioso que llega a ser. Es imprescindible para la supervivencia de los seres vivos y sin él no podríamos cultivar nuestras huertas.


En Galicia, somos muy afortunados al poder disfrutar de imágenes como las que váis a ver a continuación y eso que el precio que tenemos que pagar, en días de lluvia, sea alto el resultado bien vale la pena.

Era habitual que nuestros abuelos, de niños, disfrutasen en los meses más calurosos del año en ríos o riachuelos como el del vídeo y que pasaban cerca de la aldea en la que vivían. Se bañaban y jugueteaban en las pequeñas piscinas que se formaban en sus cauces. 

En las épocas de lluvia los prados que estaban en las riberas  se inundaban con la crecida provocada por las abundantes lluvias y con la llegada de la primavera reverdecían llenos de vida para disfrute de los animales que pastaban en ellos. Animales como las vacas que proporcionaban leche para toda la familia.

Pero esos fueron tiempos que recuerdo con nostalgia porque por suerte puede disfrutarlos en mi niñez aunque pronto llegaron los que muchos llamaron "tiempos mejores". 


Comentarios

Blog miembro de: