Ir al contenido principal

Destacados

el bosque de alimentos, Capítulo IV, evolución primavera 2021

Hace algunos años empecé a modificar una pequeña parcela y convertirla en un bosque comestible o bosque de alimentos. Una combinación de árboles frutales y de frutos del bosque así como zonas dedicas al cultivo de diferentes alimentos para el autoconsumo. Este pequeño proyecto no iba a ser una tarea, ni fácil ni rápida, llevaría su tiempo. Una parte ya estaba hecha porque algunos de los árboles estaban en la parcela, pero convertir un caos en un bosque comestible tenía trabajo por delante. Corría el año 2016 y empecé a visualizar lo que quería y qué elementos quería introducir o modificar en la parcela. Así empezó todo. Capítulo I.  Como te comentaba la parcela ya contenía varios árboles frutales y en base a ellos y a su distribución, que no era la mejor, pero era la que había, fui pensando en qué nuevos árboles quería introducir, qué nuevas plantas quería tener y qué elementos complementarios podía incorporar al proyecto que ayudarían a mejorarlo. Varios ciruelos, un naranjo, un cerez

Ejemplos de reciclaje en la huerta

El reciclaje es una forma económica y ecológica de volver a utilizar algo que ya no se usa dándole una nueva utilidad. Y en este post os voy a enseñar algunos de esos objetos. La mayor parte de las cosas que tiramos seguro que si las miramos con otros ojos podemos utilizarlas en nuestra huerta o en nuestro jardín. Sólo tenemos que darles una segunda oportunidad.

En primer lugar os enseñaré lo que hicimos con una bolsa de las que se usa para hacer la compra y a la que se le rompió una de las asas y ya no podía desempeñar su función original. Así que la llenamos de tierra y plantamos unas fresas. Tenéis que hacerle unos agujeros en la parte inferior para que salga el agua y otros para plantar los plantones de fresas.
La verdad es que es muy útil porque no hay que eliminar las malas hierbas ni cavar la tierra y la fruta, al no estar en contacto con la tierra, no se pudre. Es una buena forma de tener fresas en nuestro huerto urbano ya que en poco espacio, dependiendo del tamaño de la bolsa, podréis tener cuatro o cinco plantas. También podéis plantar otro tipo de planta, como por ejemplo lechugas.

En segundo lugar utilizamos unos sacos, en ellos venían patatas para sembrar. Los utilizamos para forrar unos tiestos que tenemos en el patio y así mejorar su estética.

Estos sacos son muy útiles porque además de dar un toque rústico a nuestro patio son resistentes por lo que aguantarán muy bien las inclemencias climáticas. Si no tenéis sacos de tela también podéis utilizar otros sacos de diferentes materiales.

O también podéis utilizar algún resto de tela que tengáis por casa. Lo importante es echarle imaginación y reutilizar. Nos ahorraremos un dinerito y además no ocupará sitio en casa.


Y por último, no podía faltar un clásico en la huerta y aquí los utensilios utilizados y los diseños son variados y variopintos. Un espantapájaros, nos ayudará a mantener algunos pájaros lejos de nuestras cosechas y dará un toque pintoresco y de color a nuestra huerta. Seguro que muchos de los utensilios que vamos a utilizar los tenéis en cualquier rincón. Nosotros para el nuestro utilizamos el siguiente material:


Pantalones Viejos
Camisa Vieja
Paja
cordones
Cubo de productos de limpieza
Sombrero Viejo
Palos



Síguenos en Facebook  o suscríbete a nuestro canal en YouTube



Comentarios

  1. Muy bonito el espantapájaros, yo llevo pensando una temporada en hacer uno, pero tengo miedo que las gallinas se pasen el día esperando a que les echen de comer a su alrededor ¬¬ están un poco aplatanadas xD

    Lo de las fresas muy buena idea también, me apunto tu blog!

    Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Gracias.

Blog miembro de: